Fotograma del tráiler de la nueva película de Christopher Nolan, Dunkerque
Fotograma del tráiler de la nueva película de Christopher Nolan, Dunkerque

Leí hace poco una noticia acerca del último tráiler de Cars 3. Más que una noticia, una opinión. Resulta que el susodicho avance, mostraba una dura escena en la que un coche que parecía ser el protagonista sufría un accidente (la peli va de coches, para ubicar al lector/a). El tono del tráiler en cuestión, era más "oscuro" de lo que la saga tiene acostumbrados a sus fans. Entiéndase por oscuro dentro del contexto de una saga de Pixar-Disney, es decir, un poco menos infantil que lo que suele verse en estas películas. Las opiniones subsiguientes fueron odiosas comparaciones -o malignas referencias- con el cine del director británico Christopher Nolan. Este señor para quien no lo conozca, lo cual me parecería imperdonable, es el director de la trilogía de El caballero Oscuro (Batman, pero queda más adulto dicho así), Origen (2010) o Interstellar (2014), entre otras joyas. Todo esto viene a cuento de que precisamente Nolan es mencionado con demasiada frecuencia en todo lo que tiene un tono más adulto en el cine de entretenimiento actual. ¿Pero de verdad?

El tono Nolan en el cine actual



No es casualidad arrancar este post con la imagen quizás más mítica de los ochenta, si hablamos del ámbito cinematográfico. ET (1982), la película de Steven Spielberg que marcó a toda una generación. Ahora son fechas nostálgicas, en las que nos acordamos de nuestros seres queridos y estamos conectados a todo aquello que en el pasado nos gustó, que nos produce ternura. En definitiva, sentimientos a flor de piel entre reencuentros, encuentros y reuniones familiares. Las personas estamos muy abiertas a estímulos externos que nos hagan conectar con todo aquello que nos hace sentir, y las películas son una herramienta más para llegar a "tocarnos la fibra". Esta expresión habla de todo aquello que logra emocionarnos y apelar a nuestro corazón, para ablandarnos y convertirnos en mejores personas por un momento por aquello de la compasión y la generosidad, palabras muy relacionadas a la Navidad. Y hay películas que directamente apelan a nuestra memoria para hacernos pasar un momento agradable o simplemente para llamar nuestra atención. Es lo que se conoce como factor nostalgia.

Factor nostalgia



El título de la película que está como imagen de cabecera, es una traducción literal del nombre con el que se estrenó en China, el montaje es cortesía de El cajón de Sastre. Este tema surgió a raíz de un vídeo de Loulogio, prefiero ser sincero. El famoso youtuber de vez en cuando hace algún que otro vídeo interesante acerca de cine, y sinceramente, yo me parto con él en la mayoría de esos casos. Encontró información acerca de las traducciones chinas de las películas y me pareció tronchante el tema, así que decidí investigar un poco por la basta red y lo que encontré me dieron aún más ganas de compartirlo. Ahora veréis porqué. No soy el primero al que se le ha ocurrido esto en un blog, pero aún y así, me parecía una idea genial para empezar el año, escribir acerca de algo un poco más ligero que de costumbre, que suelo ser bastante intenso. Manos a la obra.

Títulos de película en chino


¿Os acordáis de aquel post, de hace ya unos meses (concretamente enero), en el que hablaba de la primera edición del Salón del Cine y Series de Barcelona? Acudí con amigos, me lo pasé muy bien, compré un maravilloso cojín de R2D2 y además me vino perfecto para poder escribir acerca de ese evento en el blog. Por suerte para todxs lxs aficionadxs al cine y las series, los responsables han decidido repetir edición este año, a tenor del éxito obtenido en su primera vez. Ojalá todas las primeras veces fueran igual de exitosas. Así que los días 27, 28 y 29 de enero de 2017 en La Farga de Hospitalet de Llobregat, a zancada y media de hobbit desde Barcelona, podréis volver a asistir a este gran evento. Pero este post no va simplemente de dar el notición -si no lo sabíais ya- de que habrá segunda edición de este Salón, si no para compartir con vosotrxs la entrevista que realicé a los responsables del festival, y que muy amablemente (cómo si no) atendieron a mis preguntas, que no eran pocas. ¿Queréis saber más de este evento? 
Si llegáis hasta el final del post, hay sorpresa en forma de regalo para vosotrxs ;)

Salón del cine 2a edición: Revolutions

Cartel de Narcos en el centro de Madrid
Cartel de Narcos en el centro de Madrid

Aprovechando que mañana es Navidad, y que justamente haciendo referencia a esta fecha, hubo polémica en Madrid a raíz de uno de los carteles publicitarios de Narcos que se encontraban en el centro de la ciudad. A ver qué os parece. Y sí, yo también voy a escribir acerca de esta serie. En dos días y medio me ventilé la segunda temporada de la serie de Netflix Narcos, basada en la vida y "milagros" del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, un claro ejemplo del si quieres puedes. La verdad es que la cadena de televisión de pago se ha lucido este año, entre series como Stranger Things (que si no has visto, yo te doy cinco motivos para hacerlo) y la presente Narcos. Esta serie en cuestión tiene varios debates que extraer, pero yo me quería centrar en uno a tenor de la repercusión que ha tenido, y sobretodo a raíz de un publicación en Facebook del propio hijo de Escobar, donde mencionaba unos 28 errores históricos en los que incurre la serie de ficción. Así que, ¿cuándo una película o serie, basada en algo sucedido realmente, debe saltarse los límites de lo verosímil para hacerlo dramáticamente ficción?

Narcos: la realidad supera a la ficción

Cabecera Aniversario blog de cine Salvando al Soldado Ryan



Cojo el micrófono. Auditorio lleno. Me suda la mano. Miro alrededor y luego a la platea, a quien debo dirigirme a continuación. Pregunto delante de más de 100 personas dos cosas que tenía en la cabeza a un actor tras la proyección de una película de nivel nacional en un festival de cine. 
Si echo la vista un año atrás, todavía me sorprendo al ver dónde he llegado. Un 20 de diciembre de 2015 arrancaba Salvando al soldado Ryan, sin saber muy bien qué iba a pasar ni cuál era el camino que iba a tomar esta página. De hecho, ni siquiera estaba seguro del nombre que le iba a poner al blog, pero tras estar casi un mes pensando en cuál era el mejor y preguntando en mi entorno, tomé la decisión de lanzarme con este y probar.

¿El porqué del nombre? Salvar al soldado Ryan es el nombre de la mítica película de Steven Spielberg del 98, y me impactó mucho, como a casi todo el mundo, supongo. Desde entonces en internet casi en todas partes he tenido el alias de SoldieRyan, así que como Salvar al.. estaba cogido por motivos obvios, me decanté por un cambio en el verbo manteniendo el Soldado Ryan, mi álter ego en estos mundos virtuales. Me pareció una idea genial, y aún me lo sigue pareciendo.

Aproveché el estreno de Star Wars: el despertar de la fuerza (2015), para estrenarme en solitario por segunda vez en el mundo del blogging con una entrada sobre el fan-service, tras un primer intento fallido y algunas colaboraciones en otros proyectos que por desgracia, no tuvieron continuidad, como Ahora te jodes o la ya fallecida web de Café con Alicia Young

Pero esta entrada no es para hablar de lo malo o de los errores, de los que también se aprende y por eso estoy aquí. Esta entrada es para escribir acerca de lo conseguido en este rincón personal, y que en su día decidí compartir al mundo lo que yo pensaba del cine y mi particular manera de ver las películas, aprovechando la particularidad de que soy un tío que se emociona con facilidad viendo cine. Y pensé, ¿por qué no hablar de cine? 

Tenía una cuenta de Twitter -@soldieryan- más o menos trabajada, con la que pensé que podría empezar a difundirme y contactar. Mucho más reciente es la página de Facebook, que no tendrá ni dos meses. 
Luego vinieron ideas como escribir acerca de emociones y películas, porque no me apetecía hacer sólo crítica. Un tiempo después aparecieron otras secciones, algunas que no han tenido demasiada continuidad, otras sí (Críticas con emoción, por ejemplo) y otras que por falta de espacio al publicar posts de otros temas, no he podido seguir desarrollando tanto como quisiera (me viene a la cabeza los Placeres Culpables)

Difundir, maldita difusión. Compartir lo que escribes y procurarte que llegue a cuantas más personas mejor, porque piensas que al final alguien comentará o se molestará en dedicar el tiempo, eso tan valioso que tenemos y que no nos sobra, en escribirte. Y empiezan a llegar los primeros comentarios, las primeras personas a las que poner nombre. 

Tiempo después han venido iniciativas como las de asistir a eventos, caso de la primera edición del primer Salón del Cine o el Salón del Cómic y empezar mi andadura en festivales de cine. Pero no festivales cualquiera, si no festivales acerca de la discapacidad y otros ámbitos de la sociedad que necesitan más visibilidad, por ejemplo el Black Panther Deaf-Film Festival, realizando mi primera entrevista para el blog y la crónica posterior, todo un hito en esta página.

Algunos de los momentos vividos este año gracias a Salvando al Soldado Ryan
Algunos de los momentos vividos este año gracias a Salvando al Soldado Ryan

Para terminar, de vuelta a las colaboraciones, que en este caso se han plasmado en Las cosas que nos hacen felices, donde también escribo sobre temas que no trato en el blog por temática, o porque no me apetece simplemente. Más logros a la mochila.

Por el trayecto, han pasado cosas como convertirme en miembro de los Blogos de Oro, asistir a sus pre-estrenos, sortear entradas para los lectores, poder conocer a gente gracias a este rincón, gente encantadora y que comparten en mayor o menor medida la pasión por esto que es el cine y que une más de lo que parece. 
Gente como Miguel de Descartes no fue al cine, como Javi de Cine de Patio y los Blogos de Oro, como Mini-Fu del blog al que da nombre este adorable cojín o Éowyn o Alfonso de El Palomitrón; gente como Ayleens y J San Jose, y todxs los de Twitter con los que hablo, y cualquier persona con la que haya hablado en algún momento, y que seguramente me habrán sacado una sonrisa o habrán aportado un poco de ilusión por darme su opinión sobre lo que escribo. Y por supuesto, he tenido apoyo de gente de mi vida, que me han ayudado, me han aconsejado y han colaborado conmigo, como es el caso de Raquel B. Ilustra haciendo de mi fotógrafa particular. Sin ellos este blog no sería lo que es ahora mismo.

Todo esto en un año y cuando uno empieza a pensar y darse cuenta realmente de lo que se puede lograr con un proyecto así, empiezas creyendo que es imposible, porque lo ves lejano. Pero poco a poco y con esfuerzo, y sobre todo, sacando tiempo no se sabe muy bien de dónde, logras tener continuidad y escribir semana a semana un post aquí. 

Parece una tontería, pero esto ha seguido aquí para animarme y ser un poquito el faro que alumbraba cuando otras facetas de mi vida no iban tan bien o no me motivaban tanto. El blog me apetecía y me hacía sentir bien, y eso es algo único que se consigue cuando un proyecto es tuyo y te ilusiona.

Realmente no sabes muy bien cuantas personas te leen, si con lo que vuelco aquí ayudo a otros a sentirse identificados con emociones, si les descubro películas, si inicio debate, en fin, si sirve de algo lo que hago aquí. Pero me sirve a mí, para recordar que de las ideas y los proyectos más sencillos a simple vista, y que en realidad no tienen nada de sencillos, encuentras motivos por los que sentirte orgulloso. Si la gente de tu alrededor empieza a darle valor a lo que escribo, será que realmente de algo servirá, ¿no?

Para culminar, que mejor forma de celebrar el aniversario de este blog en una sala llena de gente, que tras ver una película de las que hacen llorar (100 metros, trata sobre la esclerosis múltiple) y de la que perfectamente podría escribir aquí, tengo la oportunidad de preguntar cara a cara a un actor reconocido, algo acerca de la vida, de las emociones y del cine, que al fin y al cabo, de eso va esta página. Y que escribo porque quiero, que co*ones. 

Gracias por leerme

XOXO SoldieRyan

Aniversario

Diseño que une a los personajes de El despertar de la fuerza y Rogue One, con las actrices en el centro (Daisy Ridley arriba, Felicity Jones abajo)
Diseño que une a los personajes de El despertar de la fuerza y Rogue One, con las actrices en el centro (Daisy Ridley arriba, Felicity Jones abajo)

Por una vez, haré un poco de product placement en esta entrada. El estreno de Star Wars: Rogue One promete ser uno de los eventos del año, y hace tiempo que tenía este post en borradores como idea para escribir acerca de ello. Así que, aprovechando el estreno de la misma en unos días, comparto en este rincón una reflexión bastante evidente: ¿alguien se ha percatado de que las protagonistas de Rogue One y El despertar de la fuerza son mujeres? A ciencia cierta, lo único que se puede afirmar a día de hoy es que en El despertar de la fuerza (y la nueva trilogía por lo que parece) Rey, que está interpretada por Daisy Ridley, es el personaje principal sobre el que se mueve la historia. Y a tenor de los tráilers de Rogue One vistos hasta el momento, Felicity Jones va a acaparar gran parte del protagonismo, a pesar de estar arropada por personajes masculinos. "The times are changing", como diría el maestro Dylan en aquella canción de los 60.

El papel de la mujer en Star Wars

Jesse Eisenberg entrando en el parque de verano Adventureland
Jesse Eisenberg entrando en el parque de verano Adventureland
La verdad es que llevo un mes de noviembre que tela. Proyectos y más ideas que se acumulan en la cabeza para volcarlas aquí, en esta pequeña parte de mi mundo que ahora mismo, no es tan pequeña. "La paciencia es una virtud", decían en La momia (1999), yo a veces peco de no tenerlo en cuenta y me desvirtúo un poco, olvidándome de dónde vengo y a dónde voy. Pero esto no es un blog de desarrollo personal -todavía- y aunque mi faceta de autocoach me tira mucho a veces, voy a hablar de cine, que es de lo que escribo aquí. Retomando un poco la esencia del blog como página de cine, quiero escribir sobre una película, simple y llanamente. Además, encajada en una sección a la que le tengo mucho cariño porque fue una de las primeras iniciativas que llevé a cabo aquí; las críticas con emoción. Y la película que toca, Adventureland (2009). 

Críticas con emoción: Adventureland

cartel del festival de cine sobre la discapacidad Inclús, en Barcelona

No hay nada mejor que tener una página web o blog, y contribuir con lo que se publica aquí a hacer del mundo un lugar mejor, o al menos, colaborar a ello. La sensación de gratificación es increíble, pensando que desde este rincón, se puede difundir o dar cobertura a eventos que además, mezclen el cine con la concienciación de la sociedad sobre algunos temas que no se suelen tener muy presentes, hasta que nos tocan de cerca. En su momento, ya realicé una entrevista y una crónica del Black Panther Deaf-Film Festival, cine en lengua de signos para personas sordas. Esta vez y gracias al chivatazo de un amigo, me enteré que se iba a celebrar en breves Inclús, Festival internacional de cine sobre la discapacidad de Barcelona, que tendrá lugar del 12 al 18 de diciembre, en el CaixaForum de Barcelona. El título es bastante elocuente, por lo que no creo que haga falta aclarar mucho más, ¿no?

Entrevista a Inclús, festival internacional de cine sobre la discapacidad de Barcelona