Cinco diferencias entre It (1990) vs It (2017)

by - octubre 31, 2017

It 1990 vs 2017 comparación, cinco diferencias, salvando al soldado Ryan

Y seguimos con las comparativas. Tras la exitosa comparación entre las dos versiones de la vida de Steve Jobs, la película que está de moda estos días (aún más tras la Fiesta del Cine) es la de It. Y más si hablamos de una fecha tan señalada como Halloween. La historia del payaso que asesina a niños se ha convertido en un éxito de taquilla y la película de la que todos hablan. Esta famosa adaptación de una de las novelas míticas del escritor Stephen King, no es la primera que se hace. De hecho, se podría considerar en cierto modo hasta un remake de la película para televisión de principios de los 90. Mucho se ha hablado de qué versión era mejor, o de qué payaso daba más miedo. Sin entrar en detalles, son evidentes las diferencias entre ambas, pero hay razones más que suficientes para disfrutar de las dos. Vamos a analizar las cinco diferencias entre ambas películas.

La historia


El argumento de It, es más o menos conocidos por casi todos, y grosso modo, se mantiene tanto en la novela, como en sendas adaptaciones:
En un pueblo de la América profunda llamado Derry, cada 27 años se suceden una serie de desapariciones o trágicos sucesos en los que mueren varias personas, sobre todo niños. Un grupo de estos niños del pueblo, que tienen en común el hecho de ser marginados y/o acosados por los matones de su colegio, empiezan a tener visiones en las que sus peores pesadillas se hacen realidad. Cuando toman conciencia del problema, se dan cuenta de que lo que tienen en común estas visiones tan reales son las apariciones de un terrorífico payaso. Juntos decidirán combatirlo para poner fin a los asesinatos.
Si bien en términos de trazo grueso, se puede encontrar la estructura narrativa de ambas películas de manera bastante similar, es decir, varios puntos de la trama coinciden, una de las diferencias principales es que la película de 1990 condensa todo el libro en 3 horas. De este modo, se explica la historia tanto de los adultos como de los niños a modo de flashback, un recurso ingenioso y que permite conocer de manera rápida a los personajes y contar toda la historia. La versión de 2017 en cambio, se concentra únicamente en su etapa juvenil. La idea de centrar toda la historia en la época adolescente de los protagonistas, permite empatizar mucho más con ellos y añadirle cierto toque de nostalgia por la inocencia. El capítulo 2 de la versión estrenada en cines, lo veremos presumiblemente y según rumores, en 2019, dirigido de nuevo por el responsable de la primera parte: Andrés Muschietti.



El terror

En ambos casos estamos hablando de películas de terror, partiendo de la base de que la novela de King en la que se basa, es precisamente eso, una historia de terror. Sin embargo, es cierto que cada película pertenece a su época, ya que se han usado los mecanismos a su alcance. La It de 1990 está claro que tiene unos recursos mucho más limitados en cuanto a la representación del terror, pero los aprovecha muy bien. Unos efectos especiales artesanos, que como pasaba en aquellos años, aportan una plasticidad y un realismo extra a las representaciones que It va tomando durante la película. Aunque en algunos casos, han envejecido un poco mal, la verdad es que la ambientación está muy conseguida. 
La It de 2017 se aprovecha del CGI en todo su esplendor, pudiendo crear criaturas y visiones mucho más fantásticas y terroríficas, pero que pierden un poco ese toque de realismo que suelen aportar las maquetas. Sin ser tan asquerosa como la primera versión de la novela, el terror es mucho más de generar tensión en las escenas, creando la ambientación y la atmósfera necesarias. Se podría decir que en esta versión han decidido explotar mucho más el terror puro y duro, más psicológico. Desde luego que asusta, más allá de no abusar demasiado de los clásicos recursos del género, por eso es tan buena como película de terror.


Fidelidad

La estructura de la novela es mucho más fiel a la primera adaptación en pantalla, que a la de este año, ya que salta constantemente del presente al pasado. No obstante, el modo en que narran los hechos en la It de 2017, permite conocer mucho mejor a los personajes, perdiendo la fidelidad en cuanto a estructura se refiere, pero ganando en detalle al poder añadir más información e historia durante la etapa juvenil de los protagonistas. Así, podemos ahondar más en aquella época, ya que la acción no se traslada de un tiempo a otro, y los personajes se desarrollan mucho mejor. La versión para televisión de 1990 condensa mucha información en poco más de 3 horas, lo que la obliga a cortar muchas partes y detalles que sí aparecen en la novela y sobre todo en la It de 2017, en la parte de la historia que transcurre en el pasado. 
Independientemente de cuál sea la mejor o peor manera de contar la historia, queda claro que ambas lo hacen bien. La primera por cerrar la historia completa, y la segunda por partirla en dos capítulos pero mucho más detallada. Por lo demás, lo que corresponde a todos los detalles en torno a It y sus orígenes o historia, se omiten muchos detalles del libro, pasando de manera superficial, quizás mucho más por encima en la It de 2017 que en la antigua, donde sí hay alguna referencia a todo el universo que rodea a It. Pero se queda corta en cualquiera de las dos versiones.

El "club de los perdedores" de la versión de 2017
El "club de los perdedores" de la versión de 2017

El payaso

¿Quién no conoce al payaso Pennywise? El actor Tim Curry logró crear a un personaje mítico para la cultura pop con su interpretación del villano en la película de 1990. Un payaso que tenía un toque entre inocente y siniestro, acrecentando la mala fama que ya de por sí tienen los payasos para algunas personas. Estaba a caballo entre lo desagradable y lo gracioso, ya que su caracterización era bastante ambigua, hasta que mostraba sus terroríficos dientes a las víctimas. 
La película de 2017 no se anda con muchos rodeos, y apuesta por un Pennywise más violento y terrorífico, ya que viéndole la cara quedan pocas dudas de cuáles son las intenciones del payaso. Aquí se regodean un poco más en el terror y lo siniestro que resulta su aspecto, añadido con un disfraz mucho más vintage y añejo que el de Curry para la película del 90, acrecentando si cabe, ese toque aterrador. Ya el maquillaje se distancia bastante de la peculiar versión que hacen de Ronald McDonald en la presentación del payaso de 1990, con la que podemos ver en este nuevo Pennywise. Se podría resumir de manera muy sencilla: con el Pennywise de Tim Curry, acabarás perturbado, con el payaso de Bill Skarsgard, terminarás aterrorizado.
Y otro ejemplo más, la famosa casa del pozo que supone la guarida de Pennywise en una versión y otra, queda claro en cuál es mucho más terrorífica, y sirve incluso de escenario para una de las mejores escenas de la película, la de 2017.

Tim Curry caracterizado como Pennywise en la versión de 1990
Tim Curry caracterizado como Pennywise en la versión de 1990


Hijas de su tiempo

Está claro que los tiempos cambian (como decía Dylan en su mítica canción) y por tanto, las dos versiones son directamente consecuencia de la época en la que se rodaron/estrenaron. Si la primera, la de 1990, era una película para televisión que, a pesar de alguna que otra escena que daba muy mal rollo y un payaso siniestro, podía ver toda la família, queda claro que la de 2017 no es apta para todo tipo de públicos. Independientemente de que se traten algunos temas sin tapujos, como la sexualidad de Beverly, ya que su terror está directamente asociado a su paso a la edad adulta a través del descubrimiento del sexo, la película utiliza un lenguaje y una violencia mucho más gráfico. No en vano la It de 2017 ha obtenido la clasificación R, es decir, para adultos. Nada más empezar la película, en la muerte de Georgie queda patente este cambio de tono y el realismo con el que se mostrarán algunas escenas.



Ambas películas son adaptaciones más que decentes, ya es otro tema que a nivel cinematográfico se disfrute una mucho mejor que otra. Los años no pasan en balde y aunque es verdad que en 1990 los efectos especiales y el tono de la película no sean los adecuados para una película de terror puro y duro, en la versión de 2017 desde luego, se corrigen estos errores y se potencian aún más sus logros como historia. Por suerte para los fans del cine de terror (y de Stephen King en particular), tenemos It para rato. 
De momento, hasta 2019.

XOXO SoldieRyan

You May Also Like

0 comentarios