Cinco películas de amor de verdad

by - abril 04, 2017


He buscado muchas veces en Google entradas de películas acerca del amor y las parejas, y todo lo que encuentro son películas románticas donde se idealizan las relaciones de este tipo y los sentimientos que van asociados a lo que tiene que ver con los asuntos del corazón. Princesas en busca de príncipes azules, hombres que le prometen la luna a sus mujeres, parejas en las que todo es posible y viven felices y comen perdices. Pero yo no buscaba películas sobre eso, si no sobre el amor de verdad, de ese que a veces no acaba bien, de ese que a veces no todo lo puede, aquellas relaciones que en ocasiones, por un motivo u otro, acaban por no entenderse o dejan de sentir lo mismo y no hay más ganas de seguir adelante. Pocas veces he encontrado películas sobre el amor que merecieran la pena. Por suerte, mi experiencia cinéfila me ha permitido encontrar unas cuantas, que voy a recopilar en este post, que ojo, puede haber spoilers.
La lista es personal y por supuesto, basada en lo que cada película me ha transmitido a mí por mi propia experiencia. Hay de todo tipo, más serias, menos serias, musical, dramones, con actores que repiten, fantásticas, etc, pero todas tienen el mismo tema en común: el amor visto desde otra perspectiva a la clásica versión azucarada que se empeñan en vendernos desde siempre en el cine. El orden de los factores no altera el producto, es puramente casual en esta ocasión.
  1. Olvídate de mí (2004): la más "fantástica" de las que hay en la lista. Una película acerca del amor, de las relaciones de pareja, del pasado y del futuro, con un toque de ciencia ficción que no se va a desvelar aquí. Jim Carrey y Kate Winslet retratan a una extraña pareja que parece entenderse a la perfección cuando se conocen, pero con el paso del tiempo se degradan en la rutina y las malas caras, hasta terminar rompiendo. Él, no acepta la ruptura porque no la entiende, y no quiere pasarlo mal, mientras ella parece rehacer su vida. Como la vida misma, salvo que en este caso a la pareja se le brinda una segunda oportunidad que ya quisieran muchos para sí. Poder hacer las cosas de manera distinta si pudieran hacerse otra vez, de saber que cuando se abandona a alguien, ya no hay marcha atrás y ser consciente de ello. Toda una oda al amor de verdad, y a las segundas oportunidades desde un punto de vista muy diferente. Ya hablé de ella en el blog.

  2. La la land (2017): y pasamos a la que tal vez sea la película más famosa del año. El musical dirigido por Damien Chazelle y que casi gana el Oscar a la Mejor Película (arrebatado en el último minuto por Moonlight) pero que sí ganó algunos otros, como el de Mejor Director para Chazelle o Emma Stone como Mejor Actriz, Ryan Gosling se fue de vacío en este caso. Él, un pianista en horas bajas que no encuentra un trabajo decente por no renunciar a su sueño de abrir un local de jazz; ella, una aspirante a actriz que trabaja como camarera en una cafetería de Hollywood. Se encuentran en varias ocasiones hasta que se enamoran (sabes desde el minuto uno que acabarán juntos) y viven una relación de sueño, hasta que se topan con la realidad. A veces, quererse no es suficiente, a veces el amor no todo lo puede y te das cuenta de que la persona que tienes delante, no apuesta por lo mismo que tú, o que los sueños de ambos no son compatibles con una relación. Cosas que pasan en la vida real, y ahora también en una película. Además, todo el tramo final con el "y si", cuando a veces tomamos otras decisiones y nos imaginamos cómo podría haber sido nuestra vida. En su momento, también di cinco motivos para verla.




  3. Blue Valentine (2010): repetimos con Ryan Gosling, cambiando su pareja por Michelle Williams. Hay películas crudas, no porque sean violentas o explicítas, sino porque son duras en aquello que cuentan y no son agradables de ver, tal vez porque son demasiado reales, y esta es un ejemplo. Se cuenta de manera paralela, la historia de un matrimonio -padres de una niña- que se encuentra en sus últimos estertores pese a los intentos por revivirlo, y por otro lado mediante flashbacks se muestra cómo se conocieron. De esta manera, se consigue un fuerte contraste con el principio de una bonita historia de amor, con la cruda realidad del día a día que incluye sueños rotos, personas frustradas y sin amor que casi conviven por obligación. Magistral lección de que el amor, no siempre es hermoso.



  4. Lost in translation (2003): la directora Sofia Coppola logra con esta película retratar una relación humana e intensa, basada en la conexión entre dos personas que se encuentran casi por casualidad en el mismo lugar y en el mismo momento. Ambas personas tienen una pareja y una vida aparte que no les hace felices y precisamente esa infelicidad es el motivo que les lleva a conocerse el uno al otro en Japón, un país en el que casi nadie habla su idioma. Empiezan a salir aún sabiendo que prácticamente es imposible que esa relación tenga futuro. Una triste historia de cómo la falta de comunicación puede alejarnos de aquellos a quienes tenemos cerca o deberíamos sentir cerca, y de cómo algunas personas te cambian la vida aunque las tengas un corto período de tiempo contigo. Sentimientos muy humanos reflejados en los rostros de unos geniales Bill Murray y Scarlett Johansson.
  5. 500 días juntos (2009): tal vez la película más romántica de todas las de la lista. Joseph Gordon-Levitt y Zoey Deschanel son dos personas, que se conocen, se gustan y parece que son novios. Por desgracia para él, a ella no le apetece tanto tener una relación aunque los hechos indiquen lo contrario. Historia sobre el desamor, la superación de una ruptura, y cómo a veces nos ilusionamos con cosas que en realidad, no son lo que creemos, simplemente nos las hemos imaginado así en base a hechos y actitudes. En ocasiones, las relaciones personales también tienen estas cosas; uno está dispuesto, y el otro no, uno va demasiado deprisa y el otro necesita espacio. Malentendidos tan comunes que en el cine no suelen contarse, pero que en la vida real estamos hartos de ver, o de vivir.

De vez en cuando el cine también se atreve a contar historias más humanas y cercanas, y no sólo romances idílicos o imposibles que te hagan creer que el amor perfecto existe, y que nunca tendrás problemas con tu pareja. Gracias por la valentía de contar la verdad sobre algo tan universal como es el amor. 

XOXO SoldieRyan

You May Also Like

8 comentarios

  1. Yo hubiese incluido tambien "El diario de Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí, lo pensé, pero tres películas de Ryan Gosling y sobre el mismo tema ya me parecían demasiadas, y como siempre hay que escoger en esta vida.
      Gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Hola Adonai,

    Olvídate de mí, la vi dos veces porque quise darle otra oportunidad y de verdad que no puede con ella. Lo curioso es que el director me encanta y sus otros trabajos me parecen brillantes.

    La la land, de domento no pienso verla.

    Blue Valantine, no sé porqué me parecio un poco tostón a pesar de ser una historia decente.

    Lost in translation, la vi hace tanto que a penas la recuerdo. Debería visionarla de nuevo.

    500 días juntos, me pareció bastante aburrida.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Éowyn!
      Pues ya me has dejado clara toda tu opinión... Poco más puedo decirte, salvo recomendarte Lalaland, ya sabes, yo soy fan :)

      Saludos y gracias por comentar, un placer verte por aquí!

      Eliminar
  3. Hola,
    A falta de ver Olvídate de mi y La la land, digo que Blue Valentine es la más cruda de las que hay en este post. Pienso que mucha gente puede verse identificada con esa historia, bien porque hayas crecido en una familia como la de la chica o en una como la del chico. Quizá por eso no haya tenido la repercusión que debiera.
    Estamos tan acostumbrados a ver películas de amores felices e idealizados que, cuando nos retratan la pura realidad, huimos para no aceptar que esos podríamos ser nosotros mismos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias por comentar "Anónimo", ya que de momento no puedo darte un nombre. Y justamente con el post, pretendía conseguir lo que tú comentas; estamos tan acostumbrados a historias bonitas, que cuando viene alguna un poco menos bonita, nos pilla de sopetón y nos deja con el mal cuerpo, pero es que estas cosas también pasan en la vida, por mucho que no queramos verlas.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Para mi, Annie Hall es el sumum de las películas sobre relaciones "reales". Debería estar incluida, creo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma!
      Pues sí, probablemente... El problema es que no puedo hablar de lo que no he visto, así que por eso la elección de estas cinco películas, que sí he visto. Pero he leído en muchas partes sobre Annie Hall, así que quizás tendré que anotarla en mi lista de clásicos por ver, justo después de "Uno de los nuestros" :)
      Gracias por comentar compañera!

      Eliminar