Oscar 2017: la mejor película del año

2 comments

Este año va a ser diferente, lo presiento. De entrada, la diferencia con respecto al 2016, es que este año no he publicado un post por categoría sobre los Óscar que se celebran este domingo. Precisamente y aunque apenas haya hecho mención en la página acerca de estos premios, he estado liado estas semanas. Liado porque me propuse ver las nueve nominadas a mejor película para este año, y finalmente lo he logrado. Así que en vez de publicar un post en base al Mejor Actor, Mejor Actriz o Mejor Director del año en base a los nominados, he decidido publicar un único post con el tema de cuál ha sido la Mejor Película para un servidor de todas las nominadas en la categoría de Best Motion Picture, acompañadas de un pequeño resumen. No quería escribir acerca de algo tan importante y hacer de juez, jurado y verdugo sin tener mi opinión formada de cada una de las obras de este año, no me parecía justo a tenor de anteriores experiencias, y es lógico. Así que este año, y habiéndolas visto todas, no queda sino escribir.

¿Queréis saber mi quiniela para la mágica noche del domingo 26 de febrero? 


  • Moonlight (director Barry Jenkins): película que narra la vida en tres etapas (infancia, adolescencia y edad adulta) de un chico negro y homosexual de un barrio pobre, la relación con su madre drogadicta, con los adultos que se hacen responsable de él como si fueran sus verdaderos padres, con un amigo de la infancia con el que se reencuentra, con los compañeros de instituto y con él mismo. Toda una vida resumida en tres momentos puntuales, y en cada momento, secuencias que le marcan para ser quién es. En definitiva, una película sobre la vida y la libertad para ser uno mismo. Es una película intensa, con algún momento bastante conseguido, pero que tal vez se queda demasiado corto todo en general. No termina de desarrollar bien ninguna de las etapas del personaje principal y aunque trata temas delicados como la aceptación, la sexualidad o el rechazo de una manera muy elegante, cojea en el desarrollo. A mí me supo a poco, a pesar de que la fotografía es muy bonita y los tres actores escogidos para interpretar al protagonista en sus distintos momentos vitales, hacen un buen papel. Destacar la nominación de Naomie Harris como su madre, que realiza un papel en un cambio de registro a lo que estamos acostumbrados a verla. 


  • Hasta el último hombre (director Mel Gibson): el esperado retorno de Mel Gibson a la dirección tras sus primeros papeles como actor después del retiro autoimpuesto por Hollywood no ha sido el esperado. La historia de la que parte esta película bélica es muy potente: la vida de Desmond Doss, el primer objetor de conciencia estadounidense en recibir la Medalla de Honor por sus actos de heroísmo durante la Segunda Guerra Mundial, ya que a pesar de haberse negado a ir a la guerra sin empuñar un arma, se convirtió en el héroe de su regimiento por salvar vidas exponiendo la suya. Andrew Garfield (que también está nominado a Mejor Actor) realiza un papel correcto aunque un poco histriónico, pero la película es toda una oda a los Estados Unidos y demasiado maniqueísta: los japoneses son muy malos y los norteamericanos muy buenos. Eso sí, las secuencias bélicas son impresionantes y se nota el viejo pulso de Gibson exhibido en Apocalypto (2006) o Braveheart (1995), pero quitando eso, no queda mucho más. Buena y correcta película de guerra a la vieja usanza con algún destello que la hace destacar, pero corta para ganar la estatuilla. Buen detalle los secundarios de la película, como Vince Vaughn o Hugo Weaving, entre otros.  


  • La llegada (director Dennis Villeneuve): ha sido catalogada como la mejor película de ciencia ficción del año pasado. El guión y las interpretaciones de Amy Adams (injustamente no nominada) y Jeremy Renner están a la altura y la historia trata temas como la comunicación, el pasado y el tiempo, todo ello reflejado de una manera en la que encaja a la perfección con esta curiosa historia de "invasión" alienígena. Quizás el toque diferenciador de esta película con el resto de las de su género y a las que que Hollywood nos ha acostumbrado, es que no hay ninguna espectacular escena de acción, ni de explosiones de la Casa Blanca por en medio, si no que trata de explicar cómo desde nuestro desconocimiento absoluto, nos relacionaríamos con estos extraterrestres y cómo nos comunicaríamos con ellos. Tanto el aspecto de los aliens como toda la trama en la que los investigadores intentan contactar y comunicarse con estos seres es lo mejor de la La Llegada. Su curiosa atmósfera, que es calmada y en ciertos momentos inquietante, es lo que la hace subir de categoría. Es una muy buena película, y además hace pensar al espectador, pero no la veo ganando el Óscar. 



  • Manchester frente al mar (director Kenneth Lonergan): esta película es el drama culto del año. Emocionalmente intensa y con una historia bastante dramática detrás, aunque en contraste también me ha resultado la más humana y sincera en cuanto a guión por lo que cuenta, y cómo lo cuenta. Es una historia familiar con distintas tragedias que suceden a lo largo de la película, y que se van contando de una manera muy ingeniosa combinando presente con pasado mediante flasbacks que se intercalan con escenas de la actualidad para mostrar la evolución de los personajes de un momento a otro y su relación. La película está aderezada con algún toque de humor que ayuda a empatizar para que todo no sea lágrima y kleenex, y que además la hace más cercana. Casey Affleck está para Óscar, desde luego, y para mí es claramente el favorito de los intérpretes nominados a Mejor Actor, ya que hace un papel difícil, bloqueado por el trauma familiar que ha vivido. Lucas Hedges como su sobrino está muy simpático y es el contraste perfecto para el triste personaje al que da vida Affleck. Por ahí también aparecen Michelle Williams y Kyle Chandler (por el que siento debilidad desde su papel en la serie Friday Night Lights). No estoy seguro de si está a un nivel tan alto para ganar el Óscar pero para mí, y por lo que me hizo sentir mientras la veía, es digna merecedora de la estatuilla. Desde luego es de las que más me tocó la fibra de este año, ya que me vi reflejado en muchas de las emociones que sienten los personajes, y eso tiene mérito, que consigan conectar contigo de esta manera.


  • Figuras ocultas (director Theodore Melfi): basada en la historia real de tres mujeres afroamericanas que trabajaban para la NASA, superando todas las barreras raciales y sexuales de la época, ya que hablamos de los años 60, cuando EEUU competía con la URSS por la carrera espacial. Las 3 actrices protagonistas son las que levantan la película, ya que por lo demás y salvo algún secundario de nivel como Kevin Costner, es una película muy académica, muy correcta y poco más, demasiado clásica. Está nominada tal vez y me voy a poner subjetivo, por la cuota racial que la Academia de Hollywood requiere y por el buen hacer de las actrices principales (Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monáe) y porque las historias de superación siempre son muy bien acogidas por estos premios, y sobre todo si son reales. No ganará el Óscar, no tiene la calidad suficiente. Como detalle curioso, sale Jim Parsons (Sheldon Cooper en la serie The Big Bang Theory)


  • Fences (director Denzel Washington): protagonizada y dirigida por el propio Washington, acompañado por la favorita a Mejor Actriz del año, Viola Davis, esta película es una adaptación de una obra de teatro.  La trama transcurre durante los años 50 y gira en torno a una familia negra, las relaciones entre el matrimonio y con los distintos hijos de la pareja, además de hacer frente a los problemas que les van surgiendo y su evolución como personas, todo ello alrededor de la figura de Troy, el personaje al que da vida Denzel, alma y corazón de esta película. Demasiado teatral y aunque la historia que cuenta está muy bien -la evolución de una familia durante años- y los actores hacen realmente papelones todos ellos, no da para mucho más y en algunos momentos se hace lenta y larga, aunque hacia el final recupera el ritmo y vuelve a enganchar al espectador. No le veo suficiente fuerza para ser ganadora del Óscar.

  • La la land (director Damien Chazelle): la favorita del año, y personalmente, también pienso que ganará el Óscar. Visualmente es una maravilla, tanto por los planos secuencia, los encuadres, los colores; todo está calculado al milímetro para que luzca perfecto en pantalla, tal vez demasiado calculado, pero lo compras porque la película es una oda al cine clásico y porque la historia a pesar de estar algo encorsetada para adaptarse al género al que pertenece -el musical- tiene un trasfondo realista que hace cercanos a la pareja a la que interpretan con soltura Ryan Gosling y Emma Stone, ella con una naturalidad que hace de su nominación a Mejor Actriz algo más que merecido. No voy a extenderme mucho en las razones por las que es una de las mejores películas que he visto recientemente, porque ya lo hice en un post anterior. Si gana el Óscar a Mejor Película no me sorprendería y me alegraría, porque creo que se lo merece por motivos más que de sobra. Además, escribí un monográfico del director en la web Las cosas que nos hacen felices.



  • Lion (director Garth Davis): este año hay varias películas nominadas cuyo argumento está basado en historias reales, que ya de por sí son bastante cinematográficas por el concepto bigger than life, con lo que convertirlas en películas pasadas por el filtro de la magia del cine, las hace aún más interesantes. En este caso, la historia del niño indio perdido que es adoptado por una familia australiana, y que cuando se hace adulto, quiere averiguar qué ha sido de su familia real en la India. Dev Patel hace un buen papel en la etapa adulta de este chico que pasa por un mal momento cuando toma conciencia de quién es y de dónde viene, además de que su físico se aleja totalmente del enclenque que era en Slumdog Millonaire (2008), película con la que Lion comparte demasiadas similitudes, ya que narra la infancia y la juventud de un niño indio de una aldea pobre. Tiene escenas bonitas, intensas y los actores -sobre todo Nicole Kidman, nominada para la ocasión, y Patel- están muy bien, ya que logras entender sus emociones y el porqué actúan como actúan. Rooney Mara es quizás la más desaprovechada de la película, ya que su personaje queda un poco insulso. Aún y así, es una película que merece la pena ser vista y aunque no ganará el Oscar, todos los motivos anteriormente mencionados (tono, interpretaciones, historia, fotografía y música) la hacen una perfecta candidata. Y a mí la canción de SIA que cierra Lion, me gusta.

  • Comanchería (director David Mackenzie): western moderno cargado de crítica social, así se podría resumir esta película, que en su título original -Hell or High Water- viene a decir algo así como "contra viento y marea". Dos hermanos (unos perfectos Chris Pine y Ben Foster) roban a pequeñas sucursales del banco que dejó hipotecada y sin dinero a su madre, para vengarse y pagar la deuda con la fortuna que sacan en los atracos. Al mismo tiempo, un ranger de Texas al que da vida Jeff Bridges, totalmente demacrado y en uno de sus habituales tour de forces (de hecho, vuelve a estar nominado como Actor de Reparto) les da caza por la América profunda. Comanchería es una recreación bastante realista y fidedigna de la sociedad estadounidense que aún no se ha recuperado de la crisis financiera que asoló el país y se cebó con los desfavorecidos. De hecho, los protagonistas pertenecen a una familia pobre y con pocos recursos, y se plasma bastante bien la actitud de estos personajes para con la situación que les ha tocado vivir, entiendes e incluso compartes las motivaciones de los ladrones. Sangre, polvo y arena para esta película social que pasada por el filtro del género americano por excelencia -el western- logra enganchar al espectador con la historia. Me gustaron mucho los actores en sus respectivos papeles, creo que están perfectamente caracterizados e inmersos y sobre todo, la música country obra de Nick Cave & Warren Ellis y los agrestes paisajes de Texas, ayudan a enfatizar la sensación de que estás ante una película más profunda de lo que parece. Tampoco creo que sea para Óscar, pero desde luego es uno de los thrillers del año.

El veredicto de este año está cantado y yo no puedo estar más de acuerdo. Me sumo a las quinielas que dan como ganadora a Mejor Película La la land, tiene motivos suficientes y el resto de las candidatas, aunque hay algunas bastante buenas, no llegan al mismo nivel. Ninguna película logró hacerme sentir como La la land al terminar de verla, y creo que ahí radica realmente el valor de la película de Chazelle; te cambia el estado de ánimo. Hay otras de gran calidad y profundidad emocional como Manchester frente al mar, Lion o Comanchería, pero no están a la altura técnica ni a la elegancia visual, y sobre todo, no desprenden ese amor por el cine que sí tiene La la land, y eso a Hollywood le encanta reconocerlo. 

Veremos el día 26 por la noche.

XOXO SoldieRyan

2 comentarios:

  1. Hi!

    ¿Arrival? ¿En serio? ¿Catalogada como mejor pelcílua de sci-fi del año? y ¿Nominada? Ver para creer. Si es muy simple y aburrida y predecible y las explicaciones muy simples y a trompicones como que nos quiere contar algo y digan "bah, a otra escena que tengo hambre" y dejaran cosas que contar... y no sé... no me gustó.


    Las otras no las he visto, pero no me llaman mucho, solo La La Land por Gosling y porque es un musical. La de Mel Gibson seguro que me gustaría, este tipo sabe, pero no estoy para traumas ni para gastar pañuelos.

    Besitos

    muamuamumuamuamua

    PD: Más buena fue Midnight Special :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes de domingo Mini Fu,

      Es cierto que La llegada puede resultar un poco barullada en algunos momentos e incluso pretenciosa para luego tener una resolución más bien simple o incluso engañosa. Yo la vi estando demasiado cansado, y creo que no pude enterarme o valorarla tan bien como debería (el reto de los Óscar fue muy duro). De todos modos sí que me pareció original e interesante, al menos. Se hacen cosas peores como Independence Day Contraataque, así que bienvenida sea La llegada.

      Te recomendaría Comanchería, quizás te sorprende. El resto de nominadas, entre lo académico y la lágrima fácil.



      Un abrazo!

      PD: No conocía la película, he buscado el tráiler y ni recordaba que se hubiera estrenado, pero me ha parecido muy interesante, gracias por la recomendación :)

      Eliminar