Aniversario

4 comments
Cabecera Aniversario blog de cine Salvando al Soldado Ryan



Cojo el micrófono. Auditorio lleno. Me suda la mano. Miro alrededor y luego a la platea, a quien debo dirigirme a continuación. Pregunto delante de más de 100 personas dos cosas que tenía en la cabeza a un actor tras la proyección de una película de nivel nacional en un festival de cine. 
Si echo la vista un año atrás, todavía me sorprendo al ver dónde he llegado. Un 20 de diciembre de 2015 arrancaba Salvando al soldado Ryan, sin saber muy bien qué iba a pasar ni cuál era el camino que iba a tomar esta página. De hecho, ni siquiera estaba seguro del nombre que le iba a poner al blog, pero tras estar casi un mes pensando en cuál era el mejor y preguntando en mi entorno, tomé la decisión de lanzarme con este y probar.

¿El porqué del nombre? Salvar al soldado Ryan es el nombre de la mítica película de Steven Spielberg del 98, y me impactó mucho, como a casi todo el mundo, supongo. Desde entonces en internet casi en todas partes he tenido el alias de SoldieRyan, así que como Salvar al.. estaba cogido por motivos obvios, me decanté por un cambio en el verbo manteniendo el Soldado Ryan, mi álter ego en estos mundos virtuales. Me pareció una idea genial, y aún me lo sigue pareciendo.

Aproveché el estreno de Star Wars: el despertar de la fuerza (2015), para estrenarme en solitario por segunda vez en el mundo del blogging con una entrada sobre el fan-service, tras un primer intento fallido y algunas colaboraciones en otros proyectos que por desgracia, no tuvieron continuidad, como Ahora te jodes o la ya fallecida web de Café con Alicia Young

Pero esta entrada no es para hablar de lo malo o de los errores, de los que también se aprende y por eso estoy aquí. Esta entrada es para escribir acerca de lo conseguido en este rincón personal, y que en su día decidí compartir al mundo lo que yo pensaba del cine y mi particular manera de ver las películas, aprovechando la particularidad de que soy un tío que se emociona con facilidad viendo cine. Y pensé, ¿por qué no hablar de cine? 

Tenía una cuenta de Twitter -@soldieryan- más o menos trabajada, con la que pensé que podría empezar a difundirme y contactar. Mucho más reciente es la página de Facebook, que no tendrá ni dos meses. 
Luego vinieron ideas como escribir acerca de emociones y películas, porque no me apetecía hacer sólo crítica. Un tiempo después aparecieron otras secciones, algunas que no han tenido demasiada continuidad, otras sí (Críticas con emoción, por ejemplo) y otras que por falta de espacio al publicar posts de otros temas, no he podido seguir desarrollando tanto como quisiera (me viene a la cabeza los Placeres Culpables)

Difundir, maldita difusión. Compartir lo que escribes y procurarte que llegue a cuantas más personas mejor, porque piensas que al final alguien comentará o se molestará en dedicar el tiempo, eso tan valioso que tenemos y que no nos sobra, en escribirte. Y empiezan a llegar los primeros comentarios, las primeras personas a las que poner nombre. 

Tiempo después han venido iniciativas como las de asistir a eventos, caso de la primera edición del primer Salón del Cine o el Salón del Cómic y empezar mi andadura en festivales de cine. Pero no festivales cualquiera, si no festivales acerca de la discapacidad y otros ámbitos de la sociedad que necesitan más visibilidad, por ejemplo el Black Panther Deaf-Film Festival, realizando mi primera entrevista para el blog y la crónica posterior, todo un hito en esta página.

Algunos de los momentos vividos este año gracias a Salvando al Soldado Ryan
Algunos de los momentos vividos este año gracias a Salvando al Soldado Ryan

Para terminar, de vuelta a las colaboraciones, que en este caso se han plasmado en Las cosas que nos hacen felices, donde también escribo sobre temas que no trato en el blog por temática, o porque no me apetece simplemente. Más logros a la mochila.

Por el trayecto, han pasado cosas como convertirme en miembro de los Blogos de Oro, asistir a sus pre-estrenos, sortear entradas para los lectores, poder conocer a gente gracias a este rincón, gente encantadora y que comparten en mayor o menor medida la pasión por esto que es el cine y que une más de lo que parece. 
Gente como Miguel de Descartes no fue al cine, como Javi de Cine de Patio y los Blogos de Oro, como Mini-Fu del blog al que da nombre este adorable cojín o Éowyn o Alfonso de El Palomitrón; gente como Ayleens y J San Jose, y todxs los de Twitter con los que hablo, y cualquier persona con la que haya hablado en algún momento, y que seguramente me habrán sacado una sonrisa o habrán aportado un poco de ilusión por darme su opinión sobre lo que escribo. Y por supuesto, he tenido apoyo de gente de mi vida, que me han ayudado, me han aconsejado y han colaborado conmigo, como es el caso de Raquel B. Ilustra haciendo de mi fotógrafa particular. Sin ellos este blog no sería lo que es ahora mismo.

Todo esto en un año y cuando uno empieza a pensar y darse cuenta realmente de lo que se puede lograr con un proyecto así, empiezas creyendo que es imposible, porque lo ves lejano. Pero poco a poco y con esfuerzo, y sobre todo, sacando tiempo no se sabe muy bien de dónde, logras tener continuidad y escribir semana a semana un post aquí. 

Parece una tontería, pero esto ha seguido aquí para animarme y ser un poquito el faro que alumbraba cuando otras facetas de mi vida no iban tan bien o no me motivaban tanto. El blog me apetecía y me hacía sentir bien, y eso es algo único que se consigue cuando un proyecto es tuyo y te ilusiona.

Realmente no sabes muy bien cuantas personas te leen, si con lo que vuelco aquí ayudo a otros a sentirse identificados con emociones, si les descubro películas, si inicio debate, en fin, si sirve de algo lo que hago aquí. Pero me sirve a mí, para recordar que de las ideas y los proyectos más sencillos a simple vista, y que en realidad no tienen nada de sencillos, encuentras motivos por los que sentirte orgulloso. Si la gente de tu alrededor empieza a darle valor a lo que escribo, será que realmente de algo servirá, ¿no?

Para culminar, que mejor forma de celebrar el aniversario de este blog en una sala llena de gente, que tras ver una película de las que hacen llorar (100 metros, trata sobre la esclerosis múltiple) y de la que perfectamente podría escribir aquí, tengo la oportunidad de preguntar cara a cara a un actor reconocido, algo acerca de la vida, de las emociones y del cine, que al fin y al cabo, de eso va esta página. Y que escribo porque quiero, que co*ones. 

Gracias por leerme

XOXO SoldieRyan

4 comentarios:

  1. Enhorabuena compañero. Aun recuerdo ese primer post que subiste, creo haber sido el primero en comentarte y ahora que veo que llevas un año me sorprendo y me alegro. Sobre todo lo que has comentado en esta entrada me gustaría decirte, que si que es importante lo que escribes y que con ello también inspiras a la gente, que estamos aquí, aunque no siempre comentemos las entradas y que, al menos a mi, me animaste un poco a iniciar también mi propio blog al ver como lo hacías y las ganas que le echabas. Así que sin más, quiero darte las gracias por el esfuerzo que realizas con el blog y desearte mucho más tiempo por estos lares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jonathan, que de tiempo! Justo cuando repasaba la primera entrada del blog, encontré tu comentario, y efectivamente, tú fuiste la primera persona en comentar en esta página. Me alegra saber que sigues por aquí, me alegra aún más que me leas y desde luego me enorgullece que gracias a este rincón de cine, te inspiraras para seguir adelante con lo tuyo. Los que tenemos un blog o algo semejante, sabemos lo costoso que es esto si quieres hacerlo bien, y a lo que hay que renunciar a veces para poder seguir escribiendo y mantener el ritmo que queremos.
      Gracias a ti por estar al otro lado, ya que sin gente que me lea, esto tendría menos sentido.
      Un abrazo y felices fiestas!

      Eliminar
  2. ¡¡¡Felicidadeeeeeeeeesssssss!!! Un año no se cumple todos los días :) Me alegro mucho que estés así de animado y con ganas de continuar ya que yo seguiré leyéndote. Además tenemos una cosita pendiente mua ja ja ja

    Besitos y adelante.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir este rincón conmigo, también, que quieras o no el hecho de que me comentes ya es algo bastante grande, para mí. Un abrazo/beso y felices fiestas!

      PD: pendiente estoy de eso, sí

      Eliminar