5 razones para conocer a Michael Mann

by - septiembre 16, 2016


Esta entrada va a ser un poco más personal, pero me apetece compartirlo con cualquiera que pueda leer este blog. Tampoco soy muy mayor, aunque llevo años viendo cine. Me aficioné a los 13 y tengo 29, hagan juego. Pero por un motivo u otro hay películas que te marcan, que te dejan huella en algún momento vital. Y cuando varias de estas películas especiales pertenecen a los mismos responsables, te interesa saber más. En mi caso, que al fin y al cabo en el blog escribo yo de momento, Michael Mann es el autor de varias de esas películas, que de un modo u otro, a mi me han marcado. Heat (1995), Corrupción en Miami (2006) o Collateral (2004). Tienen escenas que se me han grabado a fuego y adoro su estilo. Es cierto que con los años ha perdido un poco el nivel, pero sigue siendo un maestro. Hoy, quiero hablar un poco de él.

Michael Mann es un director, guionista y productor estadounidense nacido en 1943. Este señor ya tiene sus añitos y por lo mismo lleva sus otros años en la industria audiovisual americana. No voy a hacer una biografía, para eso está la WikiPedia. Voy a enumerar cinco razones por las que este hombre y su obra, debería de ser conocida al menos, y si no visionada por unos cuantos más. Mi objetivo es que su nombre no suene a chino y se sepa que es el responsable de alguna de las grandes películas de los últimos 30 años. Se lo merece:

1. La banda sonora de El último mohicano (1992), y en general, de todas sus películas. La has escuchado decenas de veces, estoy seguro. El mítico tema tan usado para ambientar eventos, para el vídeo de tu boda, para los otros vídeos que te montas en casa y para otra infinidad más de usos. Te tiene que sonar. Es como Carros de fuego (1981), no has visto la película pero todo el mundo conoce la música. Pues ya va siendo hora que sepas que esta banda sonora pertenece a una de las mejores películas de aventuras de los 90, y sale Daniel Day Lewis haciendo de indio (vale, este es el único fallo). El resto, es una más que digna adaptación de la novela clásica de James Fenimore Cooper, con batallas, planos aéreos hermosos de las montañas y un épico final junto a un acantilado. De todos modos Michael Mann es conocido también por su gusto musical, que es excelente. Cualquier película dirigida por él contiene algunas canciones brutales que con las imágenes en pantalla, logra una mezcla perfecta.
PD: la BSO es de Trevor Jones y Randy Edelman, no de Vangelis


2. El tiroteo de Heat (1995). Si te gusta el cine de acción, habrás visto Heat. Además de reunir en una misma película a Robert De Niro y Al Pacino en la famosa escena de la cafetería (de la que corren rumores que en realidad, no compartieron escena) esta película contiene una de las mejores escenas de acción de los años 90 y posterior. Un tiroteo en plena calle en el centro de una ciudad tras el frenético robo a un banco. Los protagonistas -que son los ladrones- huyen por las calles a pie disparando a diestro y siniestro contra la polícia, que hace lo que puede por evitar los disparos y salvar a los peatones. El realista sonido de las armas y los planos a pie de calle que siguen a los personajes mientras disparan, aportan un realismo brutal. En serio, no lo digo yo, lo dicen unos cuantos expertos en esto del cine. Las escenas de acción que rueda Michael Mann son de lo mejorcito, no hay más que recordar el tiroteo en la discoteca de Collateral (2004).


3. Tom Cruise de malo malísimo. Vale, no es el primer papel de malo malísimo de Cruise, ya había coqueteado con ello (y de qué manera) en Entrevista con el vampiro (1994), pero en esta película se luce. Collateral es un intenso thriller protagonizado por Jaime Foxx y el propio Cruise, con nuestro Javier Bardem en un papel secundario. Tom Cruise está inmenso: da miedo, impone, e incluso acabas entendiendo a un personaje desalmado en apariencia. Su final en la película es de los más impactantes por todo lo que representa, y la forma en la que acaba la cinta. En fin, si Cruise tiene pocos papelones, este es uno de ellos. La película merece la pena simplemente por verle actuar del modo en que lo hace, y por el duelo interpretativo que se marca con Jamie Foxx. Además como colofón, los diálogos son brillantes, reflexiones de la vida de un asesino a sueldo. Brutal.




4. Los duelos interpretativos en sus de sus películas. Lo he comentado en los ejemplos anteriores, pero hay ejemplos por todas partes: Robert de Niro y Al Pacino en Heat, Colin Farrell y Jamie Foxx en Miami Vice (2006), el propio Foxx y Tom Cruise en Collateral, Johnny Deep y Christian Bale en Enemigos públicos (2009) o Russell Crowe y Al Pacino en El dilema (1999). En resumen, toda una serie de face-to-face que en sus películas era hasta casi motivo más que suficiente para verlas. Algunos mejore que otros, eso es cierto, pero aún así con la suficiente tensión y calidad interpretativa como para merecer la pena echarles un ojo. Diálogos intensos y que transmiten a la perfección el mensaje de la película en pequeñas dosis. A mi me parece infravalorado el de Johnny Deep y Christan Bale en Enemigos públicos, y sobrevalorado el de Pacino y De Niro en Heat, pero en fin, cuestión de opiniones.



5. El combate final de Ali (2001), o cualquier otro final de sus películas. Pero todo el espectacular combate de Muhamed Ali contra George Foreman en el Zaire, que abarca el tramo final de esta obra biográfica, justifica una irregular película. Lo mismo pasa con Miami Vice, también de un nivel algo menor en términos generales, pero que por el tramo final de la película compensa el resto del metraje. Hablé del final de Miami Vice en este blog. El épico final de El último mohicano con esa pelea en el acantilado entre nativos americanos, el destino de John Dillinger en Enemigos públicos o ese último plano de Heat en el aeropuerto. Momentos de cine, en las películas de Michael Mann hay muchos grandes momentos de cine, sobretodo en los tramos finales de sus obras.


- Bonus Track: el estilo. Michael Mann tiene un estilo, eso es innegable. Cualquiera que haya visto un par o tres de sus películas puede reconocer perfectamente cuando una cinta está dirigida por él, o al menos que tiene algo en común visualmente. Por ejemplo ese inconfundible amor por el cine digital en sus últimas películas, que les aporta un aspecto distintivo, de realidad. Los planos cerrados sobre los rostros de los personajes, en contrapunto con los escenarios abiertos. El nerviosismo al rodar las escenas de acción, hacerlas sentir cercanas al espectador, cámara al hombro. La música que suena como y cuando debe en escenas determinadas (la escena del coyote en Collateral, brutal). En definitiva, amor por el cine es lo que hay en las películas de Mann. Incluso en su última película, la floja Blackhat: Amenaza en la red (2015) hay más cine que en la mayoría de estrenos de las salas de cine.
Motivos sobran para conocer a este director de cine. Si lo que se busca es cine de calidad, donde importa el formato pero también el contenido de la película, este es tu hombre. Seguramente no te dejará indiferente, ya que además de entretener y tener un sello propio, sus películas tratan temas un poco más intensos. Cada vez que he visto una de sus películas a mí me han marcado de una forma u otra. No seré el único.

Desde aquí me uno a su club de fans. Y de paso, hago publicidad de un vídeo que realicé allá en mis años mozos, cuando estudiaba cine acerca de su carrera, como trabajo de fin de curso. A disfrutarlo.


XOXO SoldieRyan

You May Also Like

4 comentarios

  1. El Último Mohicano hay la historia de amor más trágica de todos los tiempos y lloré cual cojín desconsolado. Hablo de la hermana rubia y de el hijo del Mohicano de verdad. Con esas miradas se comían entre ellos. buah buah buah ¡maldito Wes Studi!

    El tiroteo de Heat simplemente espectacular, aunque Collateral no me gustó demasiado.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, son los grandes olvidados de la historia, una pena!

      Collateral, a lo mejor necesitas darle otro repaso ;)

      Un abrazo cojinil!

      Eliminar
  2. Buenas!
    Tengo un gran recuerdo de Collateral, es una de las pocas pelis donde Tom Cruise me ha gustado. Jamie Foxx está fantástico como siempre. La historia me mantuvo en tensión, verdaderamente el pj de Cruise daba miedo. Y la BSO es maravillosa, tengo grabada en las retinas la escena donde suena Audioslave de fondo.
    No he visto mucho más de Michael Mann, sí Enemigos Públicos pero esa película se borró de mi mente. Me resultó infumable...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naiara!
      La verdad que Collateral es de lo mejorcito que tiene, pero si te gustan los diálogos y los papelones, El dilema (The insider en inglés) es otra gran película.
      Enemigos Públicos es una de las más flojas, eso si, por mucho Bale y Deep que salgan, pero los tiroteos como siempre en las pelis de Michael Mann, la salvan.
      Gracias por pasarte por aquí, tomarte tu tiempo para leer, y por supuesto de comentar.

      Saludos!

      Eliminar