Crítica con emoción: la gran apuesta

by - marzo 17, 2016

poster en inglés de La gran apuesta


Quien avisa no es traídor, y os advierto, os darán ganas de matar al terminar de ver la película. Aprovechando un poco el tirón de los Oscar -15 días y ya nadie se acuerda de quien ganó- hoy escribiré acerca de una de las nominadas a mejor película, y que finalmente se llevó el galardón al mejor guión adaptado, y con razón. Lla ganadora fue Spotlight, de la que ya hablé aquí, y que por supuesto para mi merecía ese premio. Pero esto de hoy va de La gran apuesta, así que sin más dilación, pasamos a comentar una película, que estoy seguro que no dejará indiferente a nadie.





Acudí a ver la película prácticamente de forma improvisada, y es uno de esos planes que te gustan. Para más INRI tuve el placer de disfrutar de mi primera película comercial en VOSE, esto significa en versión original subtitulada al español, una inciativa que no muchos cines de grandes salas realizan, pero en los Yelmo cines Icária en Barcelona sí. Y os preguntaréis, ¿esto que tiene que ver? Pues además de permitirme fardar de sibarita, tiene el plus añadido que es una película tan y tan densa, que ni en español con subtítulos en español se entendería, así que imaginad si le añadimos el tener que leer. Es un perfecto símil para los banqueros: es como esa letra pequeña que nadie se lee ni entiende, pero que todo el mundo acaba firmando. Vamos a ver de qué trata:

Corre el año 2005, en los EEUU la burbuja inmobiliaria está más que asentada y da mucho dinero a los bancos y otras empresas buitre que rodean este sector tan lucrativo. Sin embargo, unos pocos miembros del selecto mundo de las finanzas de distintos ámbitos, ven venir la crisis económica que afectará a la vivienda norteamericana, y a la economía global, y deciden lucrarse de ella mientras luchan contra el sistema.

David contra Goliat, podría decirse, salvo que en este caso David no ganó exactamente. La película narra de una forma muy ágil y entretenida un mundo ajeno para la mayoría de nosotros, e intenta hacerlo entendible, usando los términos reales que se utilizan en el mundo de las finanzas para explicarnos e ilustrarnos, y a ti se te queda una cara de chino intentando entender lo que te cuentan, pero tiene mérito. Desde luego si pretendes desconectar con esta película, te has equivocado.

Técnicamente está muy bien hecha, no necesita grandes alardes visuales para impactar, puesto que la historia que cuenta en sí misma ya lo hace. Sin embargo, el rápido montaje con que cuenta la película, intercalando planos de eventos de la historia reciente de los EEUU y momentos de la película, me pareció muy original. Otro recurso que usan los responsables para que empaticemos con lo que nos cuentan, y no nos sintamos desplazados, es que los actores se dirigen directamente al espectador rompiendo la denominada cuarta pared, interpelando con preguntas y/o comentarios sarcásticos en función de lo que vemos en pantalla. Me pareció muy original para que los personajes nos parezcan cercanos y no simplemente actores interpretando a personas reales. Porque si, todo lo que se ve en pantalla, salvo alguna licencia dramática para llevar las cosas al cauce que la película necesita, son reales como la vida misma.
Me encanta sobretodo el tono de comedia que le han dado de alguna forma, ya que a pesar de ser algo tan serio, está contado desde una dinámica un poco desvergonzada, quizás como la vida misma. Esto no es como Margin Call (2011) gran película sobre el inicio de la crisis financiera por cierto.

Escena de la película con los personajes de Steve Carrel pensativo en la mesa, y Ryan Gosling recostado en su silla
Escena de la película con los personajes de Steve Carrel pensativo en la mesa, y Ryan Gosling recostado en su silla

Los actores están muy bien, bastante naturales. Hablamos de una película que cuenta con Ryan Gosling, Steve Carrell Christian Bale (nominado por este papel) o Brad Pitt entre sus protagonistas. Mi personaje favorito es Steve Carrell, que interpreta al propietario de un fondo de inversión según entendí yo, que ve venir el desastre que le anticipa el vividor de Gosling y decide investigar por su cuenta y comprobar si realmente todo se va a venir abajo. La historia es la historia, y ya sabemos lo que pasa a grandes rasgos. No quiero destripar nada, ya que lo que importa realmente es lo que les pasa a nuestros protagonistas y como interactúan entre ellos y con la situación que les toca vivir, sacando el provecho que cada uno necesita. Es un enfoque muy interesante: ellos contra el sistema. El personaje de Bale es el mejor ejemplo, y además lleva una camiseta cojonuda.
Además, para explicar ciertos conceptos usando ejemplos muy sencillos y ponerlos en boca de gente completamente ajena al mundo financiero, la película cuenta con cameos de la cantante Selena Gómez (soy muy fan de esta chica) o de Margot Robbie, entre otros.

La actriz Margot Robbie interpelando directamente al espectador, durante una de las curiosas explicaciones de los conceptos financieros
La actriz Margot Robbie interpelando directamente al espectador, durante una de las curiosas explicaciones de los conceptos financieros

Tirando de ironía y de sarcasmo y unas grandes dosis de realidad, la película te golpea contínuamente, como a los personajes, con lo que va sucediendo: mentiras de los bancos, intereses ocultos, despreocupación por la población, mal uso del dinero de los contribuyentes...en definitiva, todas las malas praxis que podrían existir en el sector financiero, aplicadas en este caso, y además de verdad.

Pasando ya a las emociones que me despertó el visionado de esta película, cuando acaba lo que ves en pantalla quedas impresionado. Primero digieres la información -que no es poca- pero es inevitable que al acabar no debatas con alguien lo que has visto. A mi me da rabia, me da rabia saber que los bancos realmente han jugado con el dinero de sus clientes como han querido, pero más rabia da todavía que la única reacción de los gobiernos y los organismos oficiales que se supone que controlan a estos bancos y señor@s con traje que creen que pueden hacer lo que quieran y mentir, haya sido la de perpetuar el sistema. Y la película hace un guiño muy divertido a esta idea ya al final de la película. Impagable el dúo de vendedores de casas que cuentan con una pasmosa normalidad como engañan y despluman a la gente, sin ser ellos mismos realmente conscientes, de que le están jodiendo la vida hablando en planta a currantes normales y corrientes.

El director Adam McKay a la derecha, dando indicaciones a Christian Bale, sentado en la izquierda
El director Adam McKay a la derecha, dando indicaciones a Christian Bale, sentado en la izquierda

Muchas veces durante la película podrías pensar que lo que ves es ficción, si se te olvida puedes llegar a olvidar que lo que te están contando ha pasado, y además hace nada. Pero no, lo peor es que es cierto y creo que películas como La gran apuesta son más que necesarias. Un guión inteligente que haga que el espectador se sienta parte de lo que le cuenten y personajes entregados, eso es lo que te ofrece esto. Si vas simplemente comer palomitas, olvídate, no es tu película. La película tiene tantos matices que la veré una segunda vez en un futuro, estoy seguro.

Como reflexión final, y a pesar de que esto no es un blog de economía ni mucho menos uno acerca del sistema bancario, quiero dejar aquí mi opinión: es muy curioso y sobretodo triste, que algo así que se veía a venir fuera tapado, ocultado y escondido de la opinión pública, para perpetuar un sistema que iba a saltar por los aires. Lamentablemente los culpables todavía no han pagado su delito, y desde luego dudo que lo hagan ya. En la película mencionan que únicamente un banquero sueco creo recordar, fue encarcelado, el resto sigue libre. Lo único que te queda es salir a la calle y quemar bancos, y ahora entiendo porque algunos lo han hecho sin pudor alguno. Si los que se supone que cuidan de tus ahorros no lo hacen, que menos que te defiendas.

La verdad es que el nivel este año de las nominadas ha sido bastante alto. Hay películas realmente buenas (El puente de los espías, La habitación), pequeñas joyas como Mad Max y luego obras que te invitan a reflexionar como esta misma o Spotlight. Trata un tema tan controvertido como la ganadora del Oscar este año (en su caso fue la pederastía en la iglesia) y como he dicho, me parece más que necesario que haya gente que se atreva a contar estas cosas de forma realmente objetiva y que te emocione. Simplemente, recomendable, es una comedia muy seria. 

XOXO SoldieRyan

PD: tiene unos cameos la mar de divertidos, entre 

You May Also Like

0 comentarios